Header Ads

2040 de Elisa Carricajo

La esperanza, jamás se pierde, los malos tiempos pasarán,
piensa que el futuro es una acuarela y tu vida un
 lienzo,
que colorear, que colorear...
Aquarela, Toquinho



El futuro siempre ha desvelado a grandes autores y ha generado inconmensurables preguntas. Volver a acercarse a libros o películas que imaginaban tiempos y fechas exactas que hoy mismo uno vive, puede resultar un ejercicio sorprendente. El siglo XXI es aun prepuber pero los jóvenes del dos mil ya están aquí y nada tienen que ver con otras generaciones que aunque viven cotidianamente entre sus desmesuras científicas, perciben el presente como un territorio de desazón. 
En “2040” la actriz Elisa Carricajo oficia de dramaturga y directora creando una escena donde se pregunta por un futuro no muy lejano. Una madre, una hija y un muchacho que llega… La lucha contra el paso del tiempo, la individualidad, la traición de los objetos, la manera de vincularse, son algunos de los tópicos que se abren paso a través de una historia que con momentos de risa hilarante y de tierna emoción. 
En la escena abunda el plástico, podría decirse que la reutilización o reciclaje de objetos para construir casas y mobiliario acabó siendo una realidad en el “2040”. Pero así como aparece lo descartado, ese ultimo eslabón de los objetos que pasa por manos humanas, aparece la materia prima, lo mas puro, la minúscula señal de la vida: semillas, como un intento desesperado de no perder las raíces del propio ser. 
En “2040”, Elisa Carricajo genera un mundo femenino, contenedor y a la vez incontenible. Se anima a pensar una sociedad donde el patriarcado es una huella que ya no hace mella en las nuevas generaciones. Y le devuelve a la escena la magia pura del teatro. Porque las sombras chinescas le son al teatro, lo que las semillas a la vida. Sombras que se juegan acompañadas por una puesta de luces que suma en creatividad. Y que hace de ese juego de niños un arte. Porque las sombras chinescas posibilitan el teatro propio, el teatro artesanal de niños que juegan con sus manos a trasluz porque no pueden dormir, el de siestas de hijos únicos donde todos duermen y en las paredes, el teatro silencioso entretiene las horas. “2040” Conmueve sin artificios. 
La música viene de un pasado inevitable, y se instala como un animal salvaje que nos mira y nos hace saber todo el tiempo que está ahí. La evocación, el recuerdo, la feliz juventud en playas lejanas… Es que tal vez, de los lugares, solo nos quede su música. 
Mónica Raiola, Paula Acuña y Julián Tello conforman el trío actoral que mueve impecablemente este engranaje que nos devuelve un cierto optimismo hacia el futuro. Y nos muestra que las respuestas siguen estando en el mismo lugar de siempre. Que solo hay que encontrarlas. 

Pietro Salemme


Ficha técnico artística

Dramaturgia: Elisa Carricajo
Actúan: Paula Acuña, Monica Raiola, Julian Tello
Vestuario: Victoria Blanco
Iluminación: Matías Sendón
Diseño de espacio: Paco Fernández Onnainty
Diseño de objetos: Paco Fernández Onnainty
Realización escenográfica: Ana Paula Méndez, Julián Villanueva
Fotografía: Pablo Sternbach
Diseño gráfico: Pablo Sternbach
Entrenamiento corporal: Leticia Mazur
Asistencia de dirección: Fernanda Alarcón
Prensa: Lalo Rotaveria
Dirección: Elisa Carricajo

EL CAMARÍN DE LAS MUSAS
Mario Bravo 960 (mapa)
Capital Federal - Buenos Aires - Argentina
Teléfonos: 4862-0655
Web: http://www.elcamarindelasmusas.com
Sábado - 20:30 hs 


No hay comentarios